POST Mag
Roam Voyage

Evita estos destinos turísticos y viaja de verdad

Tourist trap es un término en inglés para describir un lugar que está específicamente diseñado para atraer viajeros curiosos a gastar su dinero en vano.

La bola de estambre más grande del mundo, borregos de tres ojos, dinosaurios de plástico. Esta es la imagen más común de las trampas para turistas, pero hay unas mucho más famosas. Tan famosas que incluso hay quienes piensan que es obligatorio visitarlas.

Nosotros creemos que viajar es un deleite formidable como para gastarlo en malos tragos. Así que te revelaremos cinco de los destinos que no valen la pena y opciones para aprovechar tu viaje de verdad.

  1. Las Cataratas de Niagara

Estas cascadas son magníficas. Una obra de la naturaleza que te robarían el aliento… si no estuvieran rodeadas de puestos de recuerditos y baratijas. Hay una mini burbuja económica que depende de la gente que visita las cataratas y es casi imposible disfrutarlas con tanto comercio.

Mejor visita Gullfoss en Islandia

Clima fresco, hielo, cascadas… prácticamente lo mismo, solamente que en Islandia. Las cataratas de Gullfoss se alimentan del segundo glaciar más grande de este país, el Langjökull. Es agua pura, cristalina con el ambiente mágico que esperarías de estas maravillas naturales.

  1. Times Square

Frenético, salvaje, el corazón de Nueva York. El único problema son los ríos interminables de gente que le rodean. Se han hecho varios esfuerzos para rescatar Times Square del caos, pero ha sido en vano. Es una decepción además de ser el nido perfecto para los carteristas.

Mejor visita el resto de Nueva York

Es una de las ciudades más icónicas del mundo entero, Times Square no es nada a comparación del resto de la gran manzana. Broadway, Little Italy, Sunset Park, Bushwick… hay cientos de rincones por descubrir en Nueva York como un verdadero local.

  1. Venecia… todo Venecia

Nos encanta su historia, su arquitectura, sus colecciones de arte…pero hay que dejar a Venecia en paz. Es una ciudad muy pequeña como para lidiar con la plaga de turistas que le cae los 365 días del año. Hay más turistas en Venecia que italianos. Los canales se inundan cada vez más con el calentamiento global. Los locales están hartos y está lleno de palomas. La foto de Instagram no vale el martirio.

https://www.instagram.com/p/BpjMef2BSo1/

 

Mejor visita Ferrara, Italia

Está justo en medio de Venecia y el paraíso gourmet de Bolonia. Tiene la infinita cualidad de ser desconocida para el grueso de la población extranjera. Preserva hermosas estructuras medievales y renacentistas. Es un secreto bien guardado, para quienes saben viajar y no turistear.

  1. El Taj Majal

Un monumento al luto de amores perdidos y la belleza más efímera que sucumbe ante la muerte. La historia del Taj Majal es preciosa, una tumba ceremoniosa y espectacular que se construyó en 1653 por Shah Jahan. Evidentemente un lugar tan hermoso va a estar lleno de gente y si ya viajaste hasta la India es difícil no querer ir.

Los problemas que tiene el Taj Majal es que está más lejos de lo que crees, hay mares de gente y por su locación puede que haya neblina y no se vea nada. Es un monumento a la serenidad y justo eso no hay. La única manera de sacar fotos padres es pagarle a un empleado del lugar para que retenga a la gente en lo que tomas la foto.

https://www.instagram.com/p/Bosi08NBfc9/

Mejor visita las ruinas de Vijayanagara, Hampi en Karnataka

Se localiza en el cono sur de India y es un tesoro escondido entre la jungla. Las ruinas son lo que queda de lo que alguna vez fue la ciudad más rica y magnífica que existió. Se decía que incluso regalaban joyas en las calles.

Es un área poco poblada y si bien tiene puntos turísticos y vendedores no se compara en lo más mínimo con la cantidad de visitantes del Taj Majal. Esta es una forma de conocer otro lado de India, más cercano a la naturaleza y la imponente historia de este país.

  1. La Mona Lisa

No es que no sea hermosa, es que ya la viste mil veces. Es más, en el Louvre ni la puedes ver bien por el muro de turistas y selfie sticks que hay. Sin dudas es más famosa que imponente. No es por menospreciar la obra de Da Vinci, pero la Mona Lisa no es ni medianamente la obra que todo mundo piensa que es.

Mejor ve otros museos de París

El Louvre vale la pena si puedes tener un tour privado, de lo contrario es agobiante. El Musée d’Orsay tiene una vasta colección de pintores impresionistas como Monet, Degas y varias piezas de Art Nouveau. El museo en sí es bellísimo. Otro que es precioso es el Musée de l’Orangerie que también tiene obras impresionistas y posteriores. Si lo tuyo es algo más moderno puedes darte la vuelta al Centre Pompidou.

 

Ahora ya lo sabes, deja de turistear y con estas recomencaciones, empieza a viajar.

Historias relacionadas

The Peninsula New York reúne lo mejor de la Navidad

Daniela Mateos

La playa de L.A. ideal para ti (según tu signo zodiacal)

Enrique Espinosa

¿Buscas departamento? ¿Qué tal en el edificio más delgado del mundo?

Enrique Espinosa