POST Mag
Film Fun

Stan Lee: Un héroe entre héroes

En el marco de la muerte de Stan Lee, uno puede olvidar dónde empezó todo. Pensamos en Iron Man, y su mina de oro fílmica con Robert Downey Jr.  Tenemos a Spider-Man y sus incontables adaptaciones y videojuegos. Incluso tenemos una película de Marvel cada año que llega religiosamente como el cambio de las estaciones. Pero no siempre fue así.

Stan Lee vivió en un mundo distinto pero a ratos muy similar al actual. Fue parte muy activa de la segunda mitad del siglo XX. Tanto así que su trabajo marca un antes y un después en el mundo mediático.

 

Fue una tarea titánica la que Lee se propuso y sus logros son mundialmente reconocidos. Hoy los damos por sentado, pero hay que darle honor a quien honor merece. Más allá de sus personajes, nos gustaría reconocer el impacto de Stan Lee en el mundo.

Creó el primer superhéroe negro 

Junto a su aliado Jack Kirby, Lee dio vida a Black Panther. Es el rey de Wakanda, un país en África que nunca fue colonizado. Lo importante de Black Panther es que surgió dos años después de la firma de los derechos civiles. Esta ley empezó un movimiento para terminar con la segregación racial en EEUU. Incluso el grupo Panteras Negras comparten el nombre con el héroe. Stan Lee afirmó que no están conectados, pero su cómic sí explora temas de política, racismo, colonialismo y justicia. ¡Nada mal!

Formó a los X-Men, primeros superhéroes en nacer con poderes

Al igual que Black Panther, los X-Men aparecen en la década de los 60. Surgen en medio de grandes cambios ideológicos en EEUU. Es por esto que los X-Men nacen con poderes en lugar de ser mordidos por una araña o estar en un accidente de laboratorio. Nacieron diferentes y para la sociedad eso los hace indeseables. X-Men puede tomarse como una alegoría del mundo cuando se enfrenta a lo nuevo. Puede buscar la coexistencia, el respecto o su destrucción.

Rompió las reglas por ayudar a sus lectores

En los 70 empezó un movimiento en contra del consumo de drogas en EEUU. Le encargaron a Stan Lee hacer un cómic en el cual desalentara su uso. Lee sabía que a sus lectores no les gustaba que les dieran sermones, así que ideó un plan. La Comics Code Authority no permitía siquiera la mención de la palabra drogas en un cómic. A Lee no le importó y sacó tres números de Spider-Man (#96 – #98) que trataban el tema.

En esta historia, Peter Parker rescata a un hombre que piensa que puede volar. El hombre había consumido drogas y Spider-Man dice:

Prefiero enfrentarme a cien súper villanos que dejarme caer en el vicio porque es una pelea que no puedo ganar.

A pesar de salir a la venta sin permisos, fue un punto de referencia para muchas personas para hablar sobre drogas y salud mental.

Fue un abanderado de la diversidad 

Los personajes de Stan Lee eran humanos. Tenían fallas, sentimientos, errores graves, dudas morales. Nunca pretendieron ser perfectos. El trabajo de Lee, y de todo Marvel, era de contar historias reales con personajes extraordinarios. Habló varias veces en contra de la discriminación, el mismo siendo judío y habiendo peleado en la segunda guerra mundial. En 1968 publicó una columna que decía:

El racismo y la intolerancia son de los peores males que plagan la sociedad. Contrario a un grupo de villanos en disfraz, no puedes detenerlos con un golpe o un rayo láser. La única forma de destruirlos es exponiéndolos, revelar lo verdaderamente malvados que son.» 

Hoy le rendimos tributo de esta forma.

Historias relacionadas

Fan impone récord al ver 191 veces «Avengers: Endgame»

Staff

WANDAVISION: Todo lo que sabemos previo al episodio final

Staff

¿Impaciente por ver “Black Widow”? Podría retrasarse de nuevo

Staff