POST Mag
En Portada

Ximena Romo en POST Mag edición octubre 2020

POST Mag edición octubre 2020: Ximena Romo.

Revelación y promesa.

Por Pedro Montaño.

“Ximena Romo es una niña fresa, una niña buena”. Eso es lo que probablemente pensarías de ella al conocerla en persona, según la propia actriz. Pero cualquiera con sentido común y que haga caso omiso a las poco fiables apariencias, verá lo que es obvio: Ximena es una promesa.

Ximena Romo en POST Mag edición octubre 2020

El cine mexicano vive desde hace décadas una ironía: sistemáticamente carente de apoyo y de recursos, es abundante en talento en sus escritores, directores y por supuesto, sus actrices y actores. Ejemplos recientes son el filme Los Lobos de Samuel Kishi Leopo que triunfó en la 70 edición del Festival Internacional de Cine de Berlín. O Michel Franco, que ganó el León de Plata, Gran Premio del Jurado del 77 Festival de Venecia.

Otro excelente ejemplo, es Ximena Romo. Basta ver su trabajo en Esto no es Berlín del director Hari Sama para saber que la llegada de los premios es una mera cuestión de tiempo, aun cuando ella tenga una buena reflexión sobre los que los ganan.

 

Ximena Romo en POST Mag edición octubre 2020

Sumamente talentosa, guapa y con una carrera en construcción, ahora dice haber incorporado una brújula, siempre necesaria, a la hora de elegir nuevos proyectos y no tener que omitir, o peor aún, negar desaciertos del pasado.

Pero en su temprano andar no hay reproches, si acaso un “accidente con final feliz”, pues el haber participado en una película olvidable, le permitió llegar a un proyecto que sí sentó un buen precedente y que ha provocado que directores, críticos y medios (POST Mag en primera fila), veamos en ella una gran actriz que incluso podría destacar internacionalmente.

Empecé muy chiquita, a los 6 años, en el teatro musical. Para mí era un lugar muy especial, muy divertido, en el que me sentía muy cómoda. Era ir a clases los fines de semana, hacer shows, bailar, todo era divertido. Después, mientras estaba en la preparatoria, entré al cine. Al principio fue algo que me sucedió, que la vida puso ahí, y yo me dejé llevar. Y entre más lo hago, más me adentro, es algo que me apasiona, donde tengo que ser la mejor, y busco que sea el trabajo más delicioso y llevar y crear magia,

explica Ximena.

Ximena Romo en POST Mag edición octubre 2020

 

Y justo así la vemos, como alguien que no tiene opción, como tampoco la tiene quien se dedica con mente, alma y corazón a la labor que da le da sentido a su vida. En su caso, la actuación. Circunstancia de la que está consciente y asume con gusto.

Alguna vez pensé que actuar era superficial pero mis compañeros actores me dijeron que no, que la gente va al cine y aprende a dar un beso, a amar a alguien. (Actuar) es conectarse los unos con los otros, es una idea que sigue evolucionando, aprender cosas nuevas o cosas que he olvidado. Por eso sigo estudiando y mejorando.

Y le creemos. Totalmente. Sus próximos filmes a estrenarse, cuatro, lo enfatizan con firmeza: Menéndez: El día del Señor, es una película de terror que presenta a un sacerdote retirado a quien le atormentan sus pecados. Él enfrenta de nuevo la oscuridad cuando un amigo le ruega que ayude a su hija poseída. Estrena el 30 de octubre en Netflix.

En diciembre estrena una comedia romántica titulada Dime cuanto tú.

Pero la cinta que realmente esperamos con ansia es La Diosa del Asfalto, cinta que además, marca su primer protagónico en la pantalla grande.

El filme dirigido por Julián Hernández trata sobre un grupo criminal de mujeres conocido como “las Castradoras de Santa Fe”. Dentro de la trama, la actriz dará vida a “Max”, una vocalista de una banda de rock quien además será la líder del grupo de mujeres criminales. La fecha de su estreno está por definirse.

El próximo año, la secuela de Sexo, Pudor y Lágrimas se estrenará con la participación de Ximena.

Mi personaje es bisexual y tiene una relación con el personaje de Victoria Monclova, que es una chica transgénero. Hoy en día, la sexualidad está en un espectro más amplio y las relaciones y la normalidad han cambiado.

Todos estos proyectos por venir, son resultado de esa suma de acciones y reacciones provocadas por una Ximena Romo que recibió su primera nominación al Ariel.

¿Qué mal resultado el de los premios Ariel no? Esperábamos que fueras ganadora con Esto no es Berlín

Ximena Romo: Pues mira, yo la verdad la veía un poquito difícil, para mí la nominación ya era suficiente, la verdad es que estaba al lado de actrices que tienen una carrera más larga que yo. Los premios en realidad me parecen que son subjetivos a los que nos dedicamos a la ficción y contar historias. Y la actuación, un arte mucho más subjetivo, trata realmente de eso. Entonces, decir que un trabajo es mejor que otro me resulta muy difícil, más bien creo que todos los trabajos tienen mucho valor. A veces en algunos premios se trata de intereses, creo que a veces las instituciones o la academia también tienen que pensar qué se está apoyando, cuáles son las ideas que está marcando con estos premios. Pero, la verdad yo sí estoy contenta y vienen más cosas para mí.

¿Para ti, qué premio significaría realmente algo, existe?

XR: No lo sé, me ha pasado incluso con los Oscares. Son de los premios que más se jactan de tener un criterio y la calidad más alta de la cinematografía y aun así, a veces yo digo: “se lo hubiera dado a tal persona”. Para mí, el mejor reconocimiento siempre tiene que venir del público, esos premios son muy significativos.

(Fragmento de la entrevista a Ximena Romo).

 

Ximena Romo en POST Mag edición octubre 2020

POST Mag edición octubre 2020 está disponible en Magzter

Historias relacionadas

Xbox Series X en POST Mag edición noviembre

Staff

Mochi: La complicada vida de un pug

Staff

POST Mag edición septiembre: DOG Issue

Staff